BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud!

De Qué Manera Tratar La Rivalidad Entre Hermanos

Descubre la mejor forma de tratar la rivalidad entre hermanos y así vivir más feliz evitando conflictos familiares

En muchas ocasiones la rivalidad entre hermanos se ve desencadenada por la manera de actuar de los progenitores que, sin caer en la cuenta, pueden prestar más atención a un hijo que al otro

La rivalidad entre hermanos semeja de poca relevancia.

No obstante, no lo es tanto cuando su duración puede provocar depresión y baja autoestima en un futuro próximo.

Porque… ¿Quién desea llevarse mal con su hermano?

Los enfados, las contiendas y las discusiones son totalmente normales, especialmente cuando se llevan poca diferencia de edad entre ellos.

Pese a esto, es nuestro deber estar atentos.

Cuando charlamos de celos, nos referimos a un sentimiento que puede terminar decayendo en envidia.

rivalidad entre hermanos

rivalidad entre hermanos

Además, la rivalidad entre hermanos desembocará en una horrible competitividad.

Para evitarlo, es preciso que pongamos en práctica una serie de recursos que tenemos a mano.

Como progenitores, es indispensable que terminemos lo antes posible con una situación de esta manera.

Nada de comparaciones

Si bien no desees reconocerlo, por el hecho de que tal vez no lo veas, a veces efectuamos comparaciones entre nuestros hijos.

Únicamente con encomiar las cualidades de uno y también ignorar las del otro ya puede ser un preliminar a fin de que se comience la rivalidad.

Recuerda que esto nace de un temor a perder la atención de los progenitores, a pasar a ser el hijo “menospreciado”, “el que menos vale”.

Además de esto, los celos brotan, sobre todo, por la parte del hermano mayor.

Haz Click Aquí Para Ver:  Conoce las 6 Cualidades de un Gran Amigo

Él ha debido compartir la atención que sus progenitores ya antes solo le dirigían a él.

Es más, ha debido observar cuántos mimos, cuidado y esfuerzo recibía su hermano cuando era un bebé.

Si bien pensemos que los pequeños no se enteran de nada, un fácil “al hermano pequeño se le dan mejor los estudios” o bien “es más sociable” puede desatar una riña.

Cuidado con tu comunicación no verbal

Probablemente creas que tus palabras son medidas, que jamás has pronunciado verbalmente nada que pudiera dar pie a una rivalidad entre hermanos.

No obstante, no debes olvidar que tu comunicación no verbal afirma más de lo que crees.

Hasta un setenta por ciento de lo que comunicamos es no verbal.

Nuestros ademanes, nuestro tono, de qué forma nos movemos…

Conque fíjate en si lo que expresas con palabras se corresponde con lo que piensas.

A nuestros ademanes no los podemos mentir.

Es posible que esas diferencias que haces con un hermano se manifiesten en una ligera mirada, un toquecito en el hombro, un tierno abrazo…

Con esto, un pequeño va a saber si es “el favorito” o bien no.

Algo que nunca debería acontecer.

Los progenitores jamás tendrían por qué razón sentir más predilección por un hijo que por el otro.

En ocasiones ocurre, sin darnos cuenta y sin quererlo.

Conque es preciso que hagamos un tanto de autocrítica y reconozcamos si, de verdad, es este el inconveniente.

Las reglas son fundamentales

Establecer reglas en el hogar es esencial y todos y cada uno de los miembros deben respetarlas y cumplirlas.

De ahí que, va a ser positivísimo que, por servirnos de un ejemplo, existan ciertas siguientes:

Haz Click Aquí Para Ver:  Cómo Mejorar Mi Relación Con Mi Pareja

Juguetes personales y compartidos: En ocasiones los enfrentamientos brotan pues se han tomado prestadas las posesiones del otro hermano sin solicitar permiso. Con las reglas les vas a enseñar el enorme valor de compartir y solicitar permiso.

• Respetar el espacio personal del otro: Esto dejará que cada uno de ellos tengo su zona privada y les va a ayudar a saber, asimismo, respetar el espacio del resto personas, no solo de su hermano.

Aparte de todo esto, es esencial que nunca reprochemos una contienda o bien un ataque de celos por la parte de alguno de nuestros hijos.

Hacerlo solo acrecentará su ansiedad, con lo que resultaría positivísimo que charlásemos con él y lo calmásemos, mientras que hacemos una reflexión sobre de qué manera nuestra actuación no ha sido la más conveniente.

Mas, sobre todo, debemos llevar cuidado con dejar en segundo plano a ciertos hijos.

No nos percatamos de que con oraciones como “no puedo, ayudo a tu hermano” o bien “¿no ves que estoy ocupado?” podemos desatar una fuerte rivalidad entre hermanos.

Para sustituir esto, podemos emplear “ahora no puedo, dame unos minutos” o bien “espera que ahora estoy contigo”.

Semeja igual, mas cambia plenamente.

La manera de decirlo tiene mucho que ver.

Eso sí, no te olvides de lo que comunica tu cuerpo.

Si piensas otra cosa te delatará y tu hijo se va a dar cuenta.

Y esto fue como tratar la rivalidad entre hermanos

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud!




Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *