BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud!

Cómo Hacer Jabón de Glicerina Para Piel Grasa

Descubre cómo fabricar un espectacular jabón de glicerina para piel grasa que dejará tu cara como nueva

Aparte de tener propiedades asépticas y desinfectantes, muy convenientes para pieles grasas y con tendencia acneica, merced a la menta lograremos dar vitalidad al semblante.

Las pieles grasas requieren cuidados concretos para regular la producción de sebo de forma suave y natural y para no provocar, con el tiempo, una irritación y sequedad cutánea.

Uno de los pasos más esenciales es la limpieza facial, la que deberíamos hacer, cuando menos, una vez al día con el producto conveniente.

En el presente artículo te damos la receta para preparar en casa tu jabón natural elaborado con glicerina, limón y menta, 3 ingredientes geniales para el cuidado de las pieles grasas.

3 ingredientes muy efectivos

Para realizar un jabón concreto para pieles grasas vamos a emplear 3 ingredientes que nos van a ayudar a regular el sebo de forma progresiva y natural: la glicerina, la peladura de limón y el aceite esencial de menta.

La glicerina
jabón de glicerina para piel grasa

jabón de glicerina para piel grasa

La glicerina es un ingrediente natural de origen vegetal que, aparte de adecentar la piel con suavidad, mas en profundidad, asimismo nos ayuda a sostenerla hidratada sin engrasarla.

Para el cuidado de la dermis es considerablemente más aconsejable el empleo de glicerina que de otros productos con sulfatos, que pueden resultar muy beligerantes, sobre todo para el cutis.

La glicerina asimismo es desinfectante, con lo que es muy conveniente para pieles con tendencia a sufrir acne.

El limón

El limón es una fruta con geniales propiedades limpiadoras y purificantes, tanto si lo consumimos tal y como si lo empleamos de forma tópica.

Nos ayuda a suprimir la grasa de forma eficaz y nos da una agradable sensación de frescor, algo que agradecen mucho las pieles grasas.

Asimismo tiene propiedades asépticas, da iluminación y ayuda a prevenir la aparición de máculas en la piel.

Para realizar este jabón usaremos la peladura del limón, la que disfruta aun de más propiedades medicinales que la pulpa y nos dejará hacer, al unísono, una suave exfoliación de la piel.

La menta

La menta es una planta medicinal que, igual que el limón, provoca una sensación muy refrescante en la piel y actúa de forma astringente, con lo que suprime la grasa sin irritar el cutis.

Con este ingrediente asimismo lograremos dar vitalidad a los semblantes de piel apagada.

En esta receta usaremos aceite esencial de menta, el que tiene un efecto muy potente en poca cantidad y, además de esto, va a dar un genial aroma al jabón.

Asimismo podemos decorarlo, de forma opcional, con ciertas hojas de menta fresca.

Un jabón para pieles grasas

Este jabón es una opción alternativa natural y económica a los productos usuales que poseen sulfatos, alcoholes o bien conservantes, los que pueden resultar perjudiciales para la piel a corto y largo plazo.

Ingredientes

• Una pastilla de ochenta o bien cien g de jabón de glicerina pura, sin ingredientes añadidos

• La peladura rallada de un limón (a ser posible, ecológico)

• veinte gotas de aceite esencial de menta

• Ciertas hojas frescas de menta (opcional)

Podemos adquirir el jabón de glicerina y el aceite esencial de menta en herbolarios o bien farmacias.

Preparación

Para realizar este fácil jabón vamos a deber proseguir los próximos pasos:

• Trocearemos la pastilla de jabón de glicerina y la vamos a calentar en una cazuela al baño María, o en el microondas para fundirla.

• Cuando la glicerina esté líquida, le agregaremos la peladura de limón ya rallada.

• Vamos a dejar enfriar un tanto el preparado y, antes que se solidifique, agregaremos el aceite esencial de menta y, si lo queremos, unas hojas frescas de esta planta.

• Vamos a poner el líquido en el molde deseado a fin de que se enfríe y endurezca.

• Una vez esté sólido ya lo vamos a poder emplear toda vez que deseemos, sin peligro de que se estropee, si bien no tenga conservantes.

Si no tenemos un molde podemos utilizar algún recipiente de plástico o bien cristal, como un vaso, cenicero, jabonera o bien la base de una botella de plástico.

Empleo diario

Usaremos este jabón una o bien un par de veces al día, conforme el estado de nuestra piel:

• Por la mañana, al levantarnos, si tenemos la piel del cutis grasa. Nos vamos a lavar la cara con el jabón y, ahora, nos vamos a aplicar el tónico facial y una crema hidratante ligera.

• De noche, ya antes de acostarnos, para desmaquillarnos o bien limpiarnos el cutis. No es preciso que nos apliquemos ningún producto después, salvo si tenemos alguna necesidad concreta (arrugas, acne, dermatitis, etcétera).

Y esto fue cómo hacer un jabón de glicerina para piel grasa.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud!




Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *