BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud!

Cómo Hacer Un Exfoliante Casero Para La Piel Sensible

Descubre cómo hacer un exfoliante casero natural para piel sensible.

Pues las pieles sensibles pueden reaccionar a la mínima, podemos hacer una prueba en una zona pequeña ya antes de aplicar el exfoliante en todo el semblante, para poder ver de qué manera reacciona nuestra dermis.

Las pieles sensibles precisan cuidados más concretos y, sobre todo, a base de ingredientes naturales suaves a fin de que no la irriten.

Las personas que tienen la piel sensible acostumbran a eludir ciertos tratamientos como las exfoliaciones por temor a que les resulten demasiado beligerantes.

En el artículo te planteamos un exfoliante natural a base de almendra molida, infusión de manzanilla y aceite esencial de lavanda para pieles sensibles y frágiles.

¿De qué manera cuidar las pieles sensibles?

Las pieles sensibles son las más problemáticas en el momento de hallar cosméticos convenientes, en tanto que se irritan con mucha sencillez ante ciertos componentes sintéticos o bien que les ocasionan alergia.

Sin embargo, eso no quiere decir que no debamos limpiarlas y también hidratarlas día tras día.

cómo hacer un exfoliante casero

cómo hacer un exfoliante casero

Vamos a deber seleccionar productos naturales, elaborados con ingredientes ecológicos, libres de olores y conservantes sintéticos.

Las pieles más frágiles es posible que ni tan siquiera acepten las esencias naturales.

Actualmente ya podemos localizar productos libres de estos componentes.

Sin embargo, una opción alternativa económica y cien por ciento natural consiste en preparar nuestros productos cosméticos caseros.

La relevancia del exfoliado

El empleo de exfoliante es uno de los pasos que más preocupan a las personas de piel sensible, en tanto que acostumbran a contener sulfatos o bien otros componentes demasiado violentos para su cutis.

Haz Click Aquí Para Ver:  Tips Para Combatir La Celulitis

Más que adecentar, acostumbran a provocar una irritación y enrojecimiento de la piel.

Sin embargo, la exfoliación con el producto conveniente es una técnica muy aconsejable para estas personas, puesto que deja quitar las células fallecidas y prosperar la regeneración de la piel nueva.

Si lo hacemos de forma regular, con un exfoliante suave y respetando el ritmo natural de la piel, lograremos una dermis más resistente y bonita.

Un exfoliante cien por ciento natural

Para realizar este exfoliante suave y natural hemos escogido 3 ingredientes muy conocidos:

ALMENDRA

La almendra es un fruto seco con geniales propiedades para la piel.

No en balde, su aceite es uno de los más conocidos en tratamientos hidratantes, antioxidantes y regenerantes, merced a su contenido en vitamina liposoluble de tipo E.

Aporta una enorme suavidad a la piel y nos ayuda a resguardarla de los factores externos que la dañan y avejentan, como el sol o bien la polución.

MANZANILLA

Una planta medicinal famosa por sus potentes cualidades calmantes y antiinflamatorias, 2 virtudes indispensables para las pieles frágiles y con eccemas.

La manzanilla asimismo resulta muy eficaz para combatir el acne en pieles sensibles que no aceptan otro género de tratamientos.

LAVANDA

La flor de la lavanda resalta por sus propiedades calmantes, reguladoras y regeneradoras.

Es una planta indispensable en cualquier producto cosmético casero, puesto que potencia las virtudes del resto de componentes.

Además de esto, tiene un exquisito aroma que asimismo nos ayuda a compensar el estado anímico.

Ingredientes

Para preparar este exfoliante para pieles sensibles necesitaremos las próximas cantidades:

• ½ taza de almendra cruda molida (cien g)

• tres bolsas de infusión de manzanilla

Haz Click Aquí Para Ver:  5 Deliciosos Desayunos Sin Gluten Ni Lactosa

• quince gotas de aceite esencial de lavanda

• ½ vaso de agua (cien ml)

Lo idóneo sería que los ingredientes fuesen de certificación ecológica, para eludir el contenido de pesticidas o bien otras substancias sintéticas.

Preparación

Elaboraremos este exfoliante del siguiente modo:

• Vamos a preparar una infusión concentrada con las tres bolsas de manzanilla en medio vaso de agua. Cuando hierva vamos a apagar el fuego y vamos a dejar descansar diez minutos.

• Cuando la infusión esté tibia, le agregaremos las quince gotas del aceite esencial de lavanda. En el caso de tener una piel demasiado sensible, asimismo a productos naturales, aconsejamos reducir o bien quitar este ingrediente.

• Agregaremos la almendra molida y mezclaremos bien con las manos.

• El resultado debe ser una masa bastante sólida, mas humectada. Podemos agregar un tanto más de agua si lo precisamos.

• Lo conservaremos en la nevera.

¿De qué manera lo utilizamos?

Para utilizar este exfoliante proseguiremos los próximos pasos:

• Con la piel húmeda, vamos a coger un pellizco del exfoliante, del tamaño de una avellana, y lo humectaremos un tanto más para aplicárnoslo mejor sobre el semblante.

• Al incorporarle agua se volverá más líquido y va a ser más simple de emplear para masajearnos con suavidad toda la piel, de manera especial, la zona de la barbilla, nariz y frente.

• Ahora nos aclararemos con agua templada o bien fría y nos vamos a secar bien.

• Hidrataremos la piel como es costumbre.

• Podemos utilizar este exfoliante una vez cada siete o bien catorce días, conforme la reacción de nuestra piel.

Haz Click Aquí Para Ver:  Descubre Estos Increíbles Alimentos Ricos En Lípidos

• Asimismo podemos emplearlo en el resto del cuerpo para aportar suavidad y también hidratación.

Y esto fue cómo hacer un exfoliante casero de forma natural para pieles sensibles.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre Salud!




Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *